HIPERTIROIDISMO TRATADO CON ACUPUNTURA

Male thyroid anatomy

FISIOPATOLOGÍA OCCIDENTAL

El hipertiroidismo o tirotoxicosis es una situación clínica que abarca varias enfermedades específicas, caracterizada por hipermetabolismo y niveles séricos elevados de las hormonas tifoideas libres. El hipertiroidismo es el resultado de un aumento de la síntesis y secreción de las hormonas tiroideas T3 y T4 por la glándula tiroides, ya sea causado por estimulantes de la glándula de la sangre circulante o por hiperfunción tiroidea autónoma, como ocurre en la tiroiditis.

El hipertiroidismo suele ir asociado a otras patologías, ya sean causa o efecto del mismo. Un síndrome muy común es la enfermedad de Graves o bocio difuso tóxico (causa más común del hipertiroidismo), que se caracteriza por el hipertiroidismo y una o más de las siguientes características: bocio, exoftalmos y mixedema pretibial. Esta patología es una enfermedad autoinmune y tiene un curso crónico con remisiones y caídas. La causa de la enfermedad es un anticuerpo dirigido contra el receptor TSH tiroideo, el cual produce una estimulación continua de la glándula para que se sintetice y secrete cantidad excesiva de T3 y T4. El bocio solitario crónico o multinodular suele ser más frecuente en la edad avanzada.

Otra situación común en la que aparece el hipertiroidismo es al principio del embarazo, ya que aumenta la secreción de gonadotropina coriónica humana, que es un estimulante tiroideo débil que produce un aumento moderado de la T4 libre en el suero y disminuye la TSH sérica. Esta situación suele ser reversible, aunque debe ser controlada.

Otra causa del hipertiroidismo es genética (hipertiroidismo dominante autosónico no autoinmune), debido a mutaciones en el receptor de la TSH, que produce la activación continua del receptor y una estimulación continua del tiroides para que sintetice y libere hormonas tiroideas en exceso, generando de esta forma la enfermedad hipertiroidea.

Existen otras causas como el bocio inducido por fármacos como el litio o el yodo y por un cáncer tiroideo metastático o un estroma ovárico que contenga suficiente tejido tiroideo como para originar un hipertiroidismo verdadero.

Todos los pacientes con hipertiroidismo tienen niveles séricos de TSH prácticamente indetectables, aunque la TSH es biológicamente más activa que la TSH normal.

SÍNTOMAS Y SIGNOS:

La presentación clínica del hipertiroidismo puede ser espectacular o imperceptible. Los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • bocio
  • taquicardia, palpitaciones
  • hipertensión
  • piel caliente
  • temblor
  • oftalmopatías (mirada fija, exoftalmos, aumento de la apertura ocular, ligera inyección conjuntival)
  • nerviosismo o hiperactividad
  • aumento de la sudoración
  • hipersensibilidad al calor
  • trastornos digestivos
  • pérdida de peso
  • aumento del apetito
  • insomnio
  • diarrea
  • mixedema pretibial (edema sin fóvea en el área pretibial)

La tormenta o crisis tiroidea se caracteriza por la aparición brusca de los síntomas más exacerbados del hipertiroidismo como son:

  • fiebre
  • debilidad
  • intranquilidad extrema con grandes oscilaciones emocionales
  • confusión
  • psicosis
  • Incluso coma y hepatomegalia o ictericia leve

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico del hipertiroidismo suele ser sencillo. Tras observar los síntomas y tener sospecha clínica del hipertiroidismo bastará con una analítica para medir la TSH y la T3 y T4. En el hipertiroidismo, la TSH aparecerá disminuida (o elevada en algunos casos) y las hormonas tiroideas libres T3 y T4 estarán aumentadas.

FISIOPATOLOGÍA SEGÚN LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA:

La glándula tiroides está controlada por el elemento madera, y todas sus alteraciones serán una disarmonia de Hígado y Vesícula Biliar. En el caso del hipertiroidismo se trata de un Yang de H que afectará por generación al Corazón y por inhibición al Bazo. Las causas del hipertiroidismo son genéticas, virales, tóxicas, nutricionales, pero sobretodo emocionales.

El exceso de yang hepático producirá hiperactividad general y estancamiento de la energía, ya que el hígado no puede controlar correctamente el drenaje y dispersión del Qi. El estancamiento puede producir bocio y sensaciones de cuerpo extraño en la garganta, ya que la rama endógena del H pasa por la tiroides y la controla. El yang de H producirá un aumento del metabolismo, sobretodo de los tejidos que le corresponden: ojos (exoftalmos, apertura excesiva, inyección conjuntival), músculos (temblores, tics), meridiano de H (mixedema pretibial). Esto provoca también piel caliente, aversión al calor y cara roja.

            Cuando el exceso de yang de H se transmite por generación al C se producirán síntomas como las palpitaciones, taquicardias, hipertensión, insomnio, intranquilidad e incluso otros síntomas más perjudiciales como la fibrilación auricular.

Por el ciclo de inhibición el exceso de yang de H atacará al BP llevándolo a una deficiencia, con lo que aparecerán síntomas digestivos como malestar o diarrea. El yan de H puede invadir el E (estómago) convirtiéndose en un fuego de E, evolucionando la enfermedad hacia úlceras de estómago y voracidad en el apetito pero sin aumento de peso.

TRATAMIENTO

Acupuntura

 El principio del tratamiento consistirá en sedar el Yang de H, nutrir el Yin, calmar el Shen y regular la tiroides y la función digestiva. Al tratarse de un exceso de yang, la moxibustión no está indicada.

  • Puntos generales: puntos locales para regular la glándula tiroides, puntos para desestancar la energía y disolver flema del cuello, puntos para eliminar fuego hepático, puntos para nutrin el yin hepático y calmar el fuego, sobretodo en crisis agudas, puntos para disminuir el calos interno.
  • Para regular el Shen: puntos específicos que calman el nerviosismo, que nutren el yin de PC (pericardio) y el que calman el yang de C y el yang de PC. Por supuesto usaremos el 6R que nutre el yin de R (riñón) a nivel cerebral.
  • Para la función digestiva: desbloquearemos el Jiao medio, puntos que regulan la digestión, puntos que regulan el BP y ayudan en crisis agudas de diarrea. No faltará el 36E que tonifica el qi puro del estómago y nutre el yin, ayudando a descender el fuego de E.

 Dieta

Aunque la acupuntura suele dar muy buenos resultados en el tratamiento del hipertiroidismo, algunas consideraciones generales respecto a la nutrición para tratarlo pueden ser:

  • Mantener un nivel bajo de grasas animales en la dieta
  • Aumentar la cantidad de alimentos bociógenos: chucrut, repollo, brócoli.
  • Escoger alimentos orgánicos siempre que sea posible para reducir el contacto con pesticidas y sobretodo con hormonas.
  • Evitar el contacto de alimentos grasos o ácidos con plásticos para evitar la ingesta de xenoestrógenos.
  • Evitar el estrés. Identificar las fuentes de estrés y realizar cambios positivos en la forma de reaccionar ante estas situaciones.
  • Tomar Vit. C (1000-2000 mg) en forma de Ester-C: regula el strés y la hiperactividad hormonal.