INSOMNIO

sin-dormi

Es la dificultad para conciliar o mantener el sueño, o la alteración del patrón normal del sueño que conduce a la sensación de que este es insuficiente. Con la edad, el tiempo total del sueño tiende a disminuir.

Puede ser primario (es decir, de larga evolución, con relación mínima o nula con fenómenos somáticos o psíquicos inmediatos) o secundario a problemas emocionales, dolor, trastornos físicos y el uso o retirada brusca de fármacos. El consumo excesivo de alcohol al atardecer puede acortar el sueño y producir síntomas de abstinencia por la mañana, por lo que el afectado se despierta cansado o, si tiene una dependencia grave, tembloroso y asustado.

El insomnio inicial (dificultad para conciliar el sueño) suele asociarse con trastornos emocionales (ansiedad, fobias, depresión…), con dolor, problemas respiratorios, drogas estimulantes, abstinencia de fármacos sedantes, higiene del sueño deficitaria (horario variable del sueño, lugar donde se duerme…) y otros trastornos del sueño (Sind. de piernas inquietas, apnea del sueño, Sind. de la fase retrasada del sueño…). El Síndrome de la fase retrasada del sueño es un trastorno del ritmo circadiano en el cual el afectado tiene un retraso del sueño y de la hora de despertar, y no puede mejorar su horario de sueño, por ejemplo, no puede acostarse temprano a pesar de una hora más precoz de despertar.

En el despertar precoz el afectado concilia el sueño de forma normal pero se despierta demasiado temprano por la mañana, sin poder dormirse de nuevo o cayendo en un sueño inquieto e insatisfactorio. Este patrón de sueño constituye un fenómeno frecuente del envejecimiento, pero a veces se asocia a la depresión. Además puede contribuir la tendencia a la ansiedad y a los pensamientos de autorreproche y autocastigo, que con frecuencia se magnifican por la mañana temprano.

La inversión del ritmo del sueño suele reflejar un trastorno del ritmo circadiano del sueño, por ejemplo, el jet lag; o una lesión de la región hipotalámica del diencéfalo, por ejemplo un TCE grave o una Encefalitis. El uso inadecuado de sedantes y los turnos irregulares de trabajo que incluyen nocturnidad pueden inducir esta inversión, así como la apnea del sueño.

SÍNTOMAS:

  • pocas horas de sueño
  • cansancio
  • alteraciones emocionales (no siempre)
  • dolor de cabeza
  • trastornos digestivos

TRATAMIENTO:

Nutrición

 Las dietas ricas en estimulantes o azúcar aumenta los niveles de cortisol (hormona del stress) deteriorando la capacidad de conciliar el sueño, dormir durante la noche y despertarse descansado. La Melatonina (la hormona del sueño) se segrega en ausencia de luz y para ello se precisan precursores como la Vit. B6, el Triptófano (o su metabolito 5-HTP). El Litio en oligoelemento está casi omnipresente en estos tratamientos ya que puede ir ayudando a reducir y suprimir las dosis de benzodiacepinas que el afectado pueda estar tomando, por supuesto que la reducción de todo fármaco será supervisada por su médico habitual. Alimentos como la lechuga y la avena favorecen el sueño.

Un déficit mineral (calcio y/o magnesio) pueden provocar o exacerbar los problemas de sueño. Se emplean para reducir el tono muscular y producir un efecto relajante a nivel del sistema nervioso. Las vitaminas del grupo B contribuyen a luchar contra el estrés.

Fitoterapia

 Lo utilizaremos para potenciar el tratamiento al principio. Las plantas que más comúnmente se utilizan para relajar e inducir al sueño son: Valeriana, Pasiflora, Lúpulo, Amapola blanca, Melisa, etc.

Aromaterapia

 La lavanda es la planta más utilizada y se puede utilizar de muchas formas, como por ejemplo echando unas 20 gotas más ½ kilo de sal del himalaya en el agua del baño antes de acostarnos; también poniendo unas gotitas en la almohada o poniéndolo en un quemador de aceite.

Además de las medidas generales, existen una serie de cuidados básicos. En especial cuando una persona no duerme, no debe permanecer en la cama. Debemos reeducar a nuestro organismo para que identifique la cama con el descanso. No se debería ni leer ni ver la televisión en la cama. Si tras cinco minutos (con la luz apagada) no se duerme, debe levantarse y hacer algo de tiempo para luego volver y reiniciar el proceso.

Acupuntura

             Desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China, el insomnio puede estar provocado por diferentes causas, por lo que tiene diferentes tratamientos para cada una de ellas.

Puede ser causado por un Vacío de Qi de C(corazón) y VB (vesícula biliar): el C no nutre la mente y la VB no realiza drenaje y dispersión y por tanto su meridiano no alimenta la mente. Es frecuente la aparición de pesadillas, sueños abundantes y confusos debido a la alteración del Shen, la lengua estará pálida y el pulso tenso y fino.

Por ello usaremos en el tratamiento puntos para tonificar el Qi de C, tonificaremos VB, desbloquearemos C, calmaremos la mente y también se pueden utilizar puntos extra como el YINTANG que favorece el sueño

También puede ser causado por Exceso de fuego de C: las 7 pasiones o bien una alimentación inadecuada producen un exceso de Yang de C que provoca una hiperactividad y por tanto el insomnio. También un Estancamiento de Qi de H puede acabar provocando un Fuego de C. Para esto utilizaremos puntos que calman la mente, aclaran el calor, aumentan el Yin y aclaran el fuego.

Otra causa es el desequilibrio de R y C: una insuficiencia de Yin de R no llega a nutrir el Yin de C, el cual se vuelve también insuficiente. Esto conduce al ascenso de Fuego por insuficiencia de C. El Agua y el Fuego se deben asistencia mutua, el Fuego de C debe descender para calentar el R y el Agua de R debe ascender para refrescar el C. Este insomnio se caracteriza por despertarse varias veces a lo largo de la noche, pulso rápido, delgado y débil, saburra fina o sin ella. Así es que utilizaremos puntos también para calmar la mente, para eliminar el calos por insuficiencia de C y hacer descender el calos de la cabeza y para tonificar el Yin de R.

Una causa más es la Insuficiencia de Sangre de C y BP: cuando la sangre de C es insuficiente no puede albergar la mente, que privada de su lugar de descanso, no reposa, causando ansiedad y propensión a asustarse. Como el BP es el origen de la sangre, cuando este órgano es insuficiente, puede resultar una insuficiencia de sangre. Su etiología es dietética o emocional. Utilizaremos puntos para calmar la mente y para nutrir la sangre en general, en especial la de C y BP.

Otra causa bastante común es la Flema-Fuego que perturban el C: la flema obstruye los orificios del C y altera la mente. A pesar de que es una disfunción de C, este síndrome se caracteriza por una Insuficiencia de Qi de BP que imposibilita la transformación y el transporte de los líquidos que se acumulan y forman la flema. El Calor interno facilita el proceso, condensando los líquidos para transformarlos en flema. Tendremos síntomas como estreñimiento, lengua roja con saburra amarilla y pegajosa. Para este tipo de insomnio elegiremos puntos que traten los problemas intestinales, que calmen la mente y aclaren el Fuego de C, que disuelvan flema y tonifiquen el Qi de BP.

Por último y no por ello la menos importante, de hecho suele ser la causa más común, tenemos el Estancamiento de Qi de H: este estancamiento termina provocando un Fuego que asciende y altera el Shen y C, es decir, un insomnio por hiperactividad. La lengua estará roja con bordes rojizos, pulso tenso y rápido. Los puntos aquí usados son para sedar el H, nutrir Yin de C y para tranquilizar la mente.