OBESIDAD

FISIOPATOLOGÍA OCCIDENTAL

Se define como acumulación excesiva de grasa corporal. Actualmente se suele definir en términos de índice de masa corporal (IMC): peso (kg) dividido por el cuadrado de la estatura (m).

La etiología de la enfermedad es simple en cierto sentido: gastar menor energía de la que se ingiere. Aunque existen diversos determinantes y factores de riesgo para desarrollar acumulación de grasa patológica, como veremos a continuación:

a) Determinantes genéticos: se sabe que hay genes que pueden determinar la obesidad e influir en la regulación del peso corporal .

La medida de las influencias genéticas se ha valorado mediante estudios en gemelos, en individuos adoptados y en familias. En gemelos se comprobó que la heredabilidad de IMC era muy alta (80%); sin embargo en individuos adoptados y familias es bastante más baja (33%). Las influencias genéticas pueden ser más importantes en la determinación de la distribución de la grasa que en la grasa corporal total, especialmente el depósito de grasa visceral.

b) Determinantes ambientales: si las influencias genéticas sólo alcanzan un 33%, es evidente que el ambiente ejerce una gran influencia.

El nivel socioeconómico ejerce una gran influencia, sobretodo en mujeres. Existen estudios longitudinales que muestran que el educarse en un nivel más bajo es un fuerte factor de riesgo para la obesidad. Esto es razonable ya que el nivel socioeconómico influye directamente sobre la ingesta de alimentos, la calidad de estos y el consumo energético.

Una gran ingesta de alimentos se asocia con la obesidad. Las personas obesas tienen un gran consumo de energía, lo cual exige a su vez una gran ingesta de alimento. Además, esta ingesta suele ser de grasa y azúcar, lo cual predispone a aumentar la obesidad.

El estilo de vida sedentario, que cada vez prevalece más en el mundo occidental, es otra influencia bastante importante que promueve la obesidad. La actividad física consume energía, ayuda a eliminar toxinas y mejora el metabolismo de la digestión.

c) Determinantes reguladores: los factores endocrinos se han considerado siempre determinantes para la obesidad. Entre los más importantes están el Hipotiroidismo, la Disfunción ovárica del síndrome del ovario poliquistico, el hiperinsulinismo por neoplasias pancreáticas y el hipercortisolismo.

El embarazo es el principal regulador de la obesidad en algunas mujeres, aunque la mayoría sólo tienen un pequeño aumento de peso más o menos un año después del parto, en torno al 15% aumentan el peso unos 5kg en cada embarazo.

Síntomas y signos:

Todos son derivados de una gran masa de tejido adiposo.

  • problemas cardiorrespiratorios como apnea del sueño, hipoventilación y ateroesclerosis
  • problemas traumatológicos como esguinces, artrosis y otras artropatías
  • trastornos cutáneos como el excesos de sudoración
  • psicopatologías como la baja autoestima, hostilidad, inhibición social

FISIOPATOLOGÍA SEGÚN LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Es una alteración del movimiento tierra que cursa con un vacío de yang de BP (bazo-päncreas) y con una acumulación de humedad en el tejido celular subcutáneo. Sus causas son una ingesta elevada de alimento, la ingesta de alimentos inadecuados (procesados, grasas, azúcares…), alteraciones de otros órganos, falta de ejercicio físico, mala metabolización del BP por insuficiencia genética y, en menor grado, factores patógenos exógenos como puede ser la humedad. Factores emocionales como son las 7 pasiones (obsesión, exceso de meditación,…) que también pueden deprimir el yang de BP, aunque normalmente estos factores deben combinarse con los anteriores para conducir a una obesidad.

El vacío de Yang de BP consiste en una humedad endógena ya que se ve dañada la función de transformación y transporte del alimento, acumulándose este en el tejido celular subcutáneo. Este fallo provoca un estancamiento de alimentos en estómago que se transformará en calor llegando a provocar fuego de E (estómago), lo que llevará a más voracidad. El cuerpo pide más alimento (YIN) para calmar el exceso de yang de E, lo que daña aún  más el BP.

La humedad es generada por una insuficiencia de BP, pero este la asciende a P (pulmón), según el ciclo natural de metabolismo de los líquidos, creándose así un exceso de flema en P y un vacío del Yang de este. El vacío de yang se acentúa en el P al no poder ser transmitido por BP. Esto favorece patologías pulmonares como la mencionada apnea o disneas de otro tipo ya que el P se ve alterado y es común que dañe el Jiao superior porque el P (maestro de las energías) no puede formar Qi puro para el C (corazón) y porque el elemento fuego ejercerá un exceso de inhibición sobre el elemento metal (P). Por ello la explicación que da la medicina tradicional china sobre que los obesos tengan más tendencia a enfermedades cardiopulmonares.

El yang insuficiente de BP y P hace que la capa más externa del cuerpo (taiyang) no esté bien nutrida, provocando sudoración excesiva y espontánea.

La obesidad también puede deberse a una alteración hepática que controla excesivamente el BP y lo conduce a una deficiencia, es lo que ocurre por ejemplo con el hipotiroidismo y con muchas alteraciones emocionales que cursan con ansiedad.

TRATAMIENTO

a) Acupuntura y moxibustión: tonificar el Yang de BP, regular el E, eliminar humedad endógena y calmar la ansiedad.

  • Puntos generales: para nutrir Yin de E y ayudar en la función de descenso, técnica yuan-lo para trasvase de energía del e al BP, tonificar BP y metabolizar humedad, más puntos de apoyo que eliminen líquidos, puntos locales que ayudan a eliminar graa, punto yuan para regular la función intestinal, puntos para calmar la ansiedad
  • Técnica especial de acupuntura abdominal: puntos locales alrededor de 8REN, flor de ciruelo alrededor de 12REN; estos puntos ayudarán a desbloquear el Jiao medio, movilizar líquidos y ayudar a eliminar grasa.
  • Moxibustión: en los puntos Shu de BP, E, San Jiao, R e H, además de 12REN y los Yuan -Lo del movimiento tierra.
  • En caso de haber problemas respiratorios: shu de P para aumentar el transporte y transformación, Xi de P para desbloquear la energía de P, punto de tonificación de P para tonificar su Yang y eliminar flema, punto lo para desbloquear a nivel interno y eliminar sudoración.

b) Auriculoterapia: es muy efectiva ya que regula la función de BP a la vez que calma la ansiedad.

Los puntos que utilizaremos son: bazo, páncreas, estómago, hígado, punto endocrino, sanjiao, punto hambre, cerebro, tronco cerebral y subcortex.

c) Nutrición: principalmente reducir el consumo de grasas, sobretodo las saturadas, y regular las secreciones de insulina.

  • Eliminar de la dieta el azúcar y los hidratos de rápida absorción. En el inicio es conveniente reducir todos los hidratos de carbono al mínimo para evitar secreciones de insulina, posteriormente se irán reintroduciendo, siempre de forma progresiva y siempre que contengan un alto contenido en fibra (frutas, verduras y cereales integrales)
  • Eliminar las grasas saturadas. Lo sustituiremos por ácidos grasos esenciales: omega 3 y omega 6. Es importante asegurarnos de que el aporte sea el necesario.
  • Disociar la dieta para que no nterfiera el metabolismo de los hidratos de carbono con el de las proteínas. Acompañaremos todos los nutrientes complejos con ensaladas, frutas compatibles con ellos y otros aliemntos crudos, así aumentaremos el aporte de enzimas.
  • Aumentaremos el aporte de frutas y verduras y disminuiremos los productos animales, que poseen más toxinas y acidifican el medio interno.
  • Realizaremos ejercicio físico regular, sobretodo ejercicio aeróbico y de resistencia.

d) Suplementación ortomolecular: hay muchos métodos de suplementación, este es el más sencillo

  • Cromo (50-200mcg) en forma de picolinato de cromo, actúa sobre el metabolismo de la insulina, reduce grasa e incrementa masa muscular.
  • Aceite de linaza (1 cucharada diaria), mejora la eficiencia de la insulina en la utilización de los hidratos de carbono y las grasas como combustible.
  • L-carnitina (2-4g), no quema grasa, pero es esencial en su transporte hacia las mitocondrias celulares.
  • Lecitina de soja (10-12g), es emulsionante de las grasas y ayuda a disminuir el colesterol LDL.

Siempre es recomendable consultar con un médico antes de tomar cualquier suplemento, y más si se está tomando algún fármaco.