Auriculopresión y auriculoestimulación

Consiste en presionar o estimular con pequeños impulsos eléctricos los puntos reflejos del aurículo. Se suelen dejar puestas durante 2 ó 3 días semillas o bolas imantadas que hacen que el estímulo se mantenga.

La oreja no es una parte aislada, sino que es una parte más, integrada totalmente en todo nuestro cuerpo gracias a la relación con los Meridianos y vías secundarias.

Se puede realizar una sesión al día o cada segundo día, 10 sesiones forman un ciclo. Entre cada ciclo se descansa una semana.

No todos los tratamientos necesitan varios ciclos.