Flores de bach

Elixires florales que son productos puros y naturales, utilizables fácilmente por todos. La OMS (Organización Mundial de la Salud) también aprueba su utilidad como método alternativo de atención individualizada desde 1976.

Están incluidas dentro de las Medicinas Vibracionales, como la cromoterapia y la musicoterapia.

Sus efectos actúan en los campos energéticos sutiles, y no de los densos como serían los órganos físicos. Sin embargo, al armonizar los campos electromagnéticos débiles humanos, se evidencian efectos importantes en estados emocionales que producen cambios en el sistema inmune y posteriormente en toda la materia densa, mejorando procesos orgánicos.

Son muchos los trastornos físicos, emocionales o mentales los que se pueden tratar con las Flores de Bach: estrés, ansiedad, depresión, inestabilidad emocional, adicciones, miedos, inseguridad, falta de autoestima, preocupaciones, cansancio mental o físico, preparación para exámenes, dificultades de concentración, síndrome post-vacacional, etc. Asimismo ayudan a corregir patrones mentales y emocionales como la crítica o la auto-crítica, los diferentes tipos de miedos, la culpa, la rabia y la agresividad, el resentimiento y el rencor, los celos y la envidia, la falta de confianza en uno mismo, los pensamientos negativos, el pesimismo, la rigidez mental, la intolerancia, la impaciencia, etc. La sutileza de esta maravillosa terapia permite adquirir mayor perspectiva y conciencia, ayudando a comprender el origen del problema a tratar para poder cambiar las pautas mentales, emocionales y conductuales que podrán haber contribuido al estado negativo en el que se encuentra la persona o animal.