Ventosas (Cupping)

Se utilizan para producir succión del tejido donde se coloca. Movilizan la sangre y los tejidos produciendo la eliminación de adherencias y la movilización de los tóxicos del espacio intersticial, aumentan las defensas y estimulan el metabolismo, tienen un efecto analgésico ya que regulan el sistema nervioso, eliminan factores patógenos como el frío y la humedad, además tienen un efecto relajante muscular y mejoran los tendones.

La terapia de aplicación de ventosas tiene aplicaciones muy amplias; en general, tanto las enfermedades de la medicina interna, como las del sistema nervioso o locomotor entre otras. Por ejemplo:, resfriado, tos, asma, celulitis, dismenorrea, parálisis facial, entumecimiento de los miembros, mordeduras de serpientes…